Seleccionar página

Cómo pase de Amamalefaltauntornillo a KORA-Lie Ilustración, mi camino de emprendedora.

¿Te has sentido sola rodeada de gente?

Durante años he caminado esa senda, siempre con muchas personas a mi alrededor, calificada de antisocial y borde, sosteniendo pocas amistades verdaderas, porque realmente, la gente me incomodaba, no entendía ni entiendo ciertos requisitos sociales, muchos ligados al respeto a gente, que a fin de cuentas, a mí me parecía y parece de lo más irrespetuosa.

¿Si observas las normas que nos imponen de pequeñas/os, no te parecen de lo más hipócrita?

El camino de crecer.

Y el primer embarazo, vino con una especie de empujón, al que no escuché, pero que sí removió el tarro que me sostenía, en el que yo sola me había encerrado: ciudad gris, trabajo gris, amistades grises, fines de semana en modo “repeat”

Yo no quería eso, qué estaba haciendo, por qué me había enterrado a mi misma, mi ropa se había desteñido y no precisamente a modo hippie precioso, no, era como si los colores se desvaneciesen. ¿Qué camino había tomado?

Y ya no pintaba, no dibujaba, no creaba.

Era socialmente aceptable, aunque no aceptada, pues eso lo vi poco después.

¿Has sentido en algún momento que estabas desapareciendo?

Segundo embarazo, despertar de mi consciencia vital.

TOTALMENTE AGRADECIDA a mi primera criatura, por mirarme con admiración, por ser tan intensa, inteligente y espabilada.

Yo no quería ser quién era, no quería que me viese así, no quería que pensase que su madre era ese ser gris, lánguido, con frustraciones de por vida.

Era hora de coger otro camino

Y planté los pies en el tiesto, pedí cambios de horario y turno en el trabajo y cuando no pudo ser, me prioricé, nos prioricé y se acabó el trabajo gris y aposté por una opción que nunca habría barajado, no trabajar en un tiempo, disfrutar de la maternidad, de mis peques, de su crecer, de sus primeras veces, me había perdido tantas ya.

Y disfruté, mira que si lo hice, sorprendentemente, fueron prácticamente 2 años de maternidad y crianza exclusiva, una inmersión en el mundo de los bebés, la lactancia, el porteo, el ser MADRE, sólo MADRE.

Una madre felizmente inmersa en toda la intensidad de la crianza.

Y un día, sin más te das cuenta que esa etapa se va transformando y necesitas crecer también en otros aspectos de tu vida, necesitas crecer como SER, como MUJER, como ARTISTA, como PERSONA. No sólo madre, no sólo pareja, no sólo hija, nieta…

Y choca, chocas contigo misma, con tu alrededor que apuesta por otro trabajo gris, estable, que no ven que te mata lentamente, que te aboca a alguien que no eres, que nunca fuiste.

Y contigo misma, porque sientes que abandonas a tus peques, que no vas a poder darlo todo.

De nuevo otra senda del camino. El camino de 1 emprendedora, sin tornillos y muy artista.

¿Quieres que te cuente más?

¿Te has sentido así?

¿Tuviste algún apoyo a tu alrededor?

Te leo, gracias por escucharme.

Palabras de Kora

Te adelanto, que creer en mi camino, me ha llevado a una etapa en la que puedo colaborar con una propuesta tan tremenda para mi, COMO ESTA , gracias a mi tribu, gracias a Agema, gracias a Dipuemplea, gracias a todas las mujeres que han luchado antes que nosotras para que podamos ser mujeres emprendedoras, empresarias.

Te felicito mujer, te felicito hermana, porque 8 de marzo es cada día, por seguir viva, por seguir amando (te), por seguir, te felicito, te impulso, te abrazo, te animo. Muy feliz camino.

Palabras de Kora

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

¿Tú también quieres alquilar una sala en nuestro espacio coworking?